Daños Emergentes

Lesión o daño que no se produce como consecuencia directa de un hecho ilícito, sino una consecuencia del acto inicial, que se denomina como daño emergente. Si desea una explicación más fácil de lo mismo, ir a través de este artículo tytfrn que explique este término legal, y encontrar algunas respuestas a su cláusula.
Jerry fue felizmente caminando por la carretera, cuando de repente se tropezó y cayó en una zanja excavada por Tom. Esta zanja fue excavada por Tom para recoger agua de lluvia que fluye hacia abajo a su desagüe. Se había olvidado de cubrir la zanja con una tapa. Jerry Tom demandó por daños consecuentes y le pidió que pagar por sus gastos médicos.

La historia se ha indicado anteriormente es un ejemplo, en el que Jerry pide una indemnización de Tom en la cláusula de daños indirectos. Jerry fue herido como resultado o consecuencia de un acto realizado por Tom. Si se va a buscar la justicia mediante esta cláusula, a continuación, el resultado debe ser un acto previsible. Ya que es muy evidente en el ejemplo anterior, una zanja abierta en la carretera dará lugar a accidentes, como un transeúnte desprevenido puede resbalar y caer en él. Tom sufría de una pierna rota y un montón de magulladuras al caer en la zanja. Vamos a echar un vistazo a la cláusula en detalle, y entendemos este término legal mejor.

Definición
En términos legales, daños consecuentes es una “pérdida o daño sufrido por alguien debido a un acto indirecto de otra parte ‘. Cuando un caso está archivado en litigios civiles, los daños o pérdidas ocasionados se pagan en forma de una compensación monetaria. Esto ayuda a la persona afectada por la acción indirecta tapa hacia arriba para una pérdida tangible. Las pérdidas incluyen gastos médicos, salarios perdidos, así como daños a la propiedad.

Apartado
Este daño no sólo incluye lesión o daño, sino también cualquier pérdida bajo una situación contractual. Esto significa la pérdida de los requisitos generales o particulares que eran conocidos por el vendedor en el momento del contrato, y podría haber sido cubiertos mediante el uso de un sustituto o de otra manera. También son conocidos como daños especiales, siendo uno de los dos tipos de daños. En caso de litigio de seguros, un ejemplo incluye pérdida de ingresos para una empresa cuando la compañía de seguros no evaluó y compensar a tiempo. Esto hace que la pérdida de ingresos o beneficios como el negocio no podría llevar a cabo la reparación o reemplazo de la propiedad en el tiempo.

Otro tipo surge de los contratos de diferencias ‘. Supongamos que el propietario de un restaurante firma un contrato con un contratista para pintar su restaurante. El contratista está consciente de que el restaurante está programado para abrir de nuevo en una fecha futura decidido. Sin embargo, debido a su pereza o la actitud laxa, el restaurante no está pintado en el tiempo, y volver a abrir el restaurante necesita ser pospuesta por 15 días. Esto provoca una pérdida financiera para el dueño del restaurante. En tal caso, el dueño del restaurante puede demandar al contratista en el marco de la cláusula ya que el error del pintor le causó una gran pérdida. El ejemplo mencionado en el comienzo cubre un caso que lleva a la lesión o daño corporal. Como Jerry excavado la zanja, que era su responsabilidad moral para cubrirlo para evitar lesiones o daños. Él no tuvo cuidado y se olvidó de la parte más importante de cubrir la tapa o la colocación de una señal de advertencia visible para los transeúntes desprevenidos.

A partir de la definición, se puede entender que está relacionado con ningún daño, lesión, pérdida, etc., que se produce como consecuencia de una acción. Para información en profundidad sobre este daño especial, lo mejor es hablar con un abogado, quien también le puede dar asesoramiento jurídico en relación con los daños consecuentes, en caso de necesitarla.